sábado, 17 de septiembre de 2011

Identidad Digital

De la misma forma que cuidamos nuestra imagen cuando nos mostramos en público, también deberíamos cuidar nuestra imagen digital en Internet.

Poco a poco, hemos ido dejando nuestra huella en Internet, tanto de forma voluntaria, al haber abierto cuentas en diferentes sites o servicios, al participar en foros, blogs y redes sociales, como de forma involuntaria: cuando se publican en la Red nuestras notas de un curso, la administración publica nuestro nombre en algún boletín, publicación o tablón, un conocido publica una foto donde aparecemos o nos menciona en sus posts, o cuando algún motor de búsqueda de identidades como (www.123people.com) recopila de la Red información nuestra.

Todo esto acaba configurando nuestra reputación digital en la red. Por lo que, hay que tenerlo presente y estar atento, y cuidarla y asegurarse que la información que devuelve la Red es la que más se asemeja a la que nosotros queremos que sea pública.

Prueba de hacerte una búsqueda en Internet (por ejemplo en google) escribiendo tu nombre completo entre comillas. Y a ver que sale!

Seguramente, en este momento estarás sorprendido de la inmensa huella digital que has dejado ya en la Red. Y si te digo que, a día de hoy, prácticamente todos los responsables de selección de las empresas, lo primero que hacen en cuanto deciden que tu CV tal vez pudiera ser interesante, es buscar tu huella digital en la Red, entonces, deberías empezar a cuidar lo que publicas o publican sobre ti en Internet.

Por ello, si eres usuario de la web 2.0, tienes perfiles en redes sociales, tienes un repositorio de fotografías en Internet, etc... asegúrate de que la política de privacidad de la plataforma que te ofrece el servicio, garantiza la privacidad de los datos que contiene y te permite el control sobre ellos.

Si esto esta resuelto, el resto ya será más fácil. Piensa, siempre que todas tus interacciones en la Red dejarán rastro y que puede que sean vistas por otros.

Y en un proceso de selección esta información puede ser encontrada por la persona contratante y no siempre podemos estar seguros que la sepa ubicar o interpretar de la manera adecuada, y quizás algo a lo que no le demos importancia o nos parezca divertido en nuestra esfera intima, no lo parezca tanto en el terreno profesional.

Por lo tanto, hay que tener cuidado con los contenidos que ponemos en la Red y del nivel de visibilidad o publicidad que les demos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada